Carboxiterapia

El conocimiento de las propiedades beneficiosas de la Carboxiterapia se remonta a la edad media, en la que se reconoció que el agua ácida y los vapores salidos de la tierra tenían fuertes poderes curativos. Posteriormente, con el avance de la ciencia se confirmó su contenido en CO2 y sus propiedades anti-infecciosas. Se han llevado a cabo multitud de estudios sobre la materia desde entonces y en la actualidad hay estudios clínicos de gran importancia sobre la eficacia de la carboxiterapia en tratamientos médicos diversos.

Hoy en día se aplica en el campo de la estética con el fin de rejuvenecer la piel del rostro. Desde hace años algunos famosos la usan para mejorar el aspecto de su piel y cada vez es más frecuente su uso.

Tratamiento

Las personas tenemos dos gases solubles en sangre: el CO2 y el O2. El oxígeno, que es el que hace que nuestra piel se vea más tersa y luminosa, no es inyectable porque quema. Mientras que el CO2 sí puede inyectarse regulando la temperatura. Cuando el cuerpo detecta la saturación de dióxido de carbono, la hemoglobina se lo lleva y deja oxígeno en su lugar.

La carboxiterapia funciona mediante la inyección de dióxido de carbono médico a través de la piel, gracias a una fina aguja, se distribuye de forma rápida y extensa por los tejidos adyacentes aumentando el flujo sanguíneo en el tejido dérmico y adiposo mediante su acción vasodilatadora.

Las toxinas desligadas durante el proceso se eliminan a través del sistema linfático provocando una mejoría del tono de la piel.

Una vez finalizada la sesión podrá retomar sus actividades de la vida cotidiana evitando el sol durante las siguientes 24-28 horas.

Resultados

Los resultados pueden variar dependiendo de cada persona, en general, a partir de la cuarta sesión podemos empezar a notarlos, aunque se hacen mucho más visibles a partir de las diez sesiones, cuando ya se puede notar una reducción de tayas, o mejora de la celulitis en las zonas que se han tratado.

El número de sesiones es variable y depende de las características y necesidades concretas de cada persona.

Indicaciones

Se logran grandes resultados con la carboxiterapia al tratar la celulitis, las varices, estrías, flacidez, el exceso de grasa en el cuerpo, las ojeras, la caída del cabello, el envejecimiento tanto corporal como del rostro, entre otras aplicaciones.

error: Content is protected !!