Radio frecuencia

¿Qué es la Radiofrecuencia?

La radiofrecuencia es una solución a la flacidez de la piel como alternativa a la intervención quirúrgica. Este tratamiento, similar a un lifting, produce un efecto tensor óptimo gracias a la aplicación de una sofisticada tecnología de ondas que posibilita la contracción de las fibras de colágeno, evitando así el descuelgue de la piel.

Se elimina el descolgamiento de la piel. Consiguiendo con el tratamiento un verdadero efecto tensor cuyos resultados son visibles entre el segundo y sexto mes después a la sesión en el cuello, los párpados, pechos, los surcos de la cara y otras zonas. Está recomendado a partir de los 30 años. Este tiempo varía según la persona en función de sus niveles de colágeno.

Su sofisticada tecnología de ondas de radiofrecuencia (pequeños impulsos eléctricos) calientan uniformemente el colágeno de las capas más profundas de la dermis a través de impulsos eléctricos, mientras que refrigera simultáneamente la capa más superficial de la epidermis.

 

Resultados

A corto plazo las fibras de colágeno experimentan una contracción por lo que se produce un efecto de tensado de la piel. A largo plazo, el efecto lifting. Posteriormente al tratamiento la piel puede estar algo enrojecida. Este enrojecimiento tiene una duración de pocas horas o incluso minutos.

Durante los meses que siguen a las sesiones de tratamiento, la piel va fabricando fibras y sustancias que redundan en el efecto "lifting" de la cara. Se deben realizar varias sesiones. Se debe esperar de 4 a 6 meses desde la última aplicación para observar el efecto máximo. Este efecto suele ser acumulativo y no impide que en el futuro, la misma piel, pueda ser tratada nuevamente.

 

Riesgos

Es un tratamiento muy seguro y experimentado en cientos de pacientes. Con la gran ventaja de no provocar ni hematomas ni cicatrices.
A tener en cuenta: El procedimiento no se puede realizar en personas portadoras de marca pasos o desfibriladores.

error: Content is protected !!