Cavitación

¿Qué es la Cavitación?

La Cavitación estética es un tratamiento de lipoescultura no agresivo que no requiere intervención quirúrgica, ni hospitalización o anestesia. Sus usos más frecuentes son la reducción de volumen en las zonas con tendencia a acumulación de grasa.

 

Tratamiento

El tratamiento consiste en aplicar varias sesiones reiterativas en un determinado plazo de tiempo indicado por el especialista entre treinta y sesenta minutos. El número de sesiones a requerir dependerá en gran medida del problema a tratar así como otros factores adicionales como pueden ser la edad de la paciente y condiciones físicas.

La principal aplicación de la cavitación estética es la de reducir las zonas rebeldes o con tendencia a la acumulación de grasas como las cartucheras, celulitis y contorno. Esto se consigue a través de la disolución transdémica de la grasa localizada mediante las ondas generadas por la máquina que pasarán al torrente sanguíneo y deben ser drenadas para que se expulsen al exterior, ese es el motivo por el que se requiere beber un mínimo de tres litros de agua repartido en varias tomas a lo largo del día para favorecer la expulsión.

Aunque la Cavitación está sonando últimamente entre los tratamientos estéticos de moda, se lleva años utilizando con resultados positivos en Estados Unidos,  país pionero en incluirla en sus tratamientos de belleza y liporeductores para exportase posteriormente a otros países.

cavitacion-2

 

Ventajas

Una de las ventajas de la cavitación respecto a la lipoescultura tradicional, es que las ondas aplicadas sobre la zona afectada además de favorecer la lipolisis o drenaje de grasas, también ejerce un efecto beneficioso sobre la piel estimulando la producción de colágeno y elastina para prevenir la flacidez y celulitis que en ocasiones se producen en la liposucción estándar.

Otra ventaja adicional es que el no requiere de cuidados excesivos post-tratamiento como sucede con la lipoescultura o liposucción.

Resultados

Si finalmente decides llevar a cabo este tratamiento, sin duda los resultados son eficientes, dado que la calidad de tu piel mejorará a simple vista. Gracias a la cavitación estética podrás evitar el quirófano y te escaparas de la anestesia, pues el procedimiento es indoloro. Si llevas a cabo correctamente todos los pasos, observaras una clara reducción de peso y volumen.

Se suelen requerir entre 8 y 10 sesiones para obtener resultados óptimos.

 

Riesgos

La cavitación es un tratamiento seguro que no conlleva riesgos para la salud, no obstante, existen recomendaciones a seguir para optimizar los resultados y evitar la aparición de efectos secundarios como el beber suficiente agua durante el tratamiento para favorecer la depuración y drenaje de las zonas afectadas.

Aunque la cavitación como hemos mencionado no implica riesgos para la salud, cualquier persona que sufra algún problema de salud deberá consultar previamente con un especialista médico para consultarle e informarle sobre la aplicación de dicho tratamiento con el objetivo de evitar complicaciones o interacciones con otros tratamientos farmacológicos que pudieran haber sido prescritos para tratar el problema.

error: Content is protected !!